Mi cenicienta

Sentada Ceni estaba sin hacer nada se aburría tanto que pensó cantar un rato.

-Alteza-dijo un soldado-canta usted mal, puede bajar el tono.

-¡Que le corten la cabeza,iluso soldado, estarás mejor decapitado!

Llegó el juglar cantando

-ha Ceni la bella y descarada princesa se le ocurrió cortar una cabeza, más el soldado muerto está, ya no tendrá nadie con quien jugar.

-¡Que aburrido, como sabes llamarme descarada, santo juglar, te voy a matar!

-Y mientras me decapitaba canté mis últimos versos y disfruté del segundo que me quedaba.

Sollozaba Ceni aburrida cuando apareció el hada madrina.

-¿Qué te ocurre Ceni,ya estás en la realeza?

-Ay madrina estoy cansada de cortar cabezas, quiero ser una campesina dulce y delicada que ordeña vacas, hada.

Ceni en campesina se convirtió en un bidibibodibu y a nadie más decapitó. Paso a darle la leche al rey cuando gritó:

-¡Menuda leche, qué horror, y a usted se le hace llamar campesina, vaya obra del hada madrina, que le corte la cabeza el general y que se quede otro el corral!a Ceni le cortaron la cabeza mientras le tiraba  la sandalia al alteza y todos muertos acabaron y sin más que decir de este cuento me he de salir.


54 veces visto

15

Deja una respuesta